08.Apr.2011
Centroamérica - Comercio Minorista - Combustibles

Importantes movimientos de fusiones y adquisiciones de las grandes petroleras en Centroamérica

 

     Desde el último trimestre del 2009 hasta la fecha se han presentado movimientos importantes de fusiones y adquisiciones en los negocios de distribución y comercialización de combustible en Centroamérica. Los movimientos han sido protagonizados por tres de las más grandes empresas transnacionales del sector petrolero Exxon Mobil, Royal Dutch Shell y Chevron, que están saliendo de los negocios del final de la cadena de valor del petróleo en Centroamérica y entregándolos a competidores regionales de menor tamaño.

      El motor de estos movimientos parece ser una estrategia común de las transnacionales de enfocarse en líneas de negocio y territorios de mayor rentabilidad, motivada además por  un aumento de la competencia en la Región generado por la aparición de nuevos actores como Alba Petróleo en el Salvador y la expansión agresiva de otros como Puma Energy.

     Las transnacionales salen del negocio de comercialización minorista pero es posible que se mantengan en el de importación de combustibles.

     Con estas operaciones se produce un reordenamiento del mercado, concentrándolo en menos actores, principalmente de carácter regional, que crecen y se fortalecen.

 

     Las empresas que crecen a través de las últimas adquisiciones son la hondureña Unopetrol (Subsidiaria de Grupo Terra),  la panameña Petróleos Delta (Subsidiaria de la Empresa General de Inversiones) y las también transnacionales pero de menor tamaño: la suiza Puma Energy (subsidiaria de Trafigura) y la francesa Vitogaz (Subsidiaria de Rubis). Los movimientos dejan  también espacio para empresas regionales en crecimiento como Alba Petróleos (compañía del Gobierno venezolano y alcaldías del FMLN en el Salvador) y Blue Oil (compañía del Caribe con operaciones en Guatemala, el Salvador y países de Sudamérica).

 

Salida de Royal Dutch Shell

     La primera en iniciar la salida fue Royal Dutch Shell con la venta de sus negocios de distribución y comercialización de combustibles en 6 países centroamericanos. El Grupo Terra de Honduras (Unopetrol) adquirió las operaciones en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, mientras las de Costa Rica y Panamá quedaron en manos de la panameña Petróleos Delta. La decisión de venta se tomó luego de una definición estratégica de concentración en negocios y mercados de Shell, y de un estudio realizado para Centroamérica en el 2008.

     Con esta operación la panameña Petróleos Delta fortaleció su posición de liderazgo en Panamá e ingresó al mercado costarricense con un 9% de participación en el negocio de comercialización de combustibles.

Salida de Chevron

     En la misma línea, a finales del 2010, la  estadounidense Chevron anunció un acuerdo de venta de sus activos en América Central y las Antillas, realizado con la empresa Vitogaz, subsidiaria de la francesa Rubis. La venta respondería a una nueva estrategia de Chevron de optimización de sus recursos en el negocio de distribución y comercialización de combustibles, enfocándose en targets de alto crecimiento. Para ello estaría buscando rediseñar su portafolio de activos saliendo de aquellos que representan alto costo y baja utilidad.

     Los activos en venta estarían localizados en Costa Rica, Nicaragua y Belice en Centroamérica, y en Antigua, Barbados, Granada, Dominica, Sta. Lucía, St Vincent, Guyana, St. Kitts, Guyana Francesa, Martinique, Guadalupe y Trinidad en el Caribe. La operación incluiría una red de 174 estaciones de servicio Texaco, una participación en una refinería, terminales e instalaciones aeronáuticas y la operación comercial y de combustibles industriales de Chevron en la región. Chevron ha anunciado que se mantendrá en El Salvador, Honduras, Panamá y Guatemala, además de Colombia y Brasil en Sudamérica.

     Con esta operación, Vitogaz, que hasta ahora ha estado presente únicamente en el mercado europeo (Francia, España, Alemania, Suiza, República Checa, Bulgaria), ingresa al mercado de distribución y comercialización de combustibles en Centroamérica y el Caribe. Se espera que la transacción se concrete en el tercer trimestre 2011, una vez que se tenga la autorización de las autoridades correspondientes en cada uno de los países involucrados.

Salida de Exxon Mobil

     Uno de los últimos anuncios de salida, es el de la transnacional estadounidense Exxon Móvil, que durante los últimos días del mes de marzo 2011 acordó con la filial de la suiza Trafigura, Puma Energy, la venta de sus acciones en los negocios de refinación, comercialización y distribución de combustible de Exxon Mobil en seis países (Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá). La decisión de venta responde a los esfuerzos de Exxon Móvil de enfocar su portafolio en proyectos de alto potencial de crecimiento.

 

     La operación implica la venta de 290 estaciones de servicio, terminales de almacenamiento y negocios de suministro de combustible para aviones y barcos en Guatemala, Belice, El Salvador, Nicaragua, Honduras y Panamá, la refinería Manref en Nicaragua, y su participación del 65% en la refinería RASA en El Salvador. Estas dos refinerías representan juntas los dos tercios de la capacidad de refinación de Centroamérica. Se excluyen el Business Support Center de ExxonMobil, ubicado en la Guatemala y los negocios de lubricantes.

     Con esta transacción, Puma Energy, ingresa a los mercados de comercialización de combustibles de Panamá y Nicaragua, e incrementa su participación en Honduras, El Salvador y Guatemala donde ya está presente. La compañía ya había adquirdo, en diciembre de 2010, los principales activos de Caribbean Petroleum Company (Capeco), compañía de Puerto Rico que se encontraba en situación de quiebra financiera y bajo la protección de las leyes del Estado de Delaware. Puma que pagó por esta operación US$ 82 millones, recibió a cambio una red de 157 estaciones de servicios. Históricamente, Capeco abasteceía el 15% del combustible consumido en la isla. Puma Energy ha crecido agresivamente en los últimos años, siendo Latinoamérica uno de sus principales mercados en donde ha duplicado las ventas desde 1990.

     La venta se concretará una vez obtenidos los permisos de las autoridades locales, esperando lograrse en el segundo semestre del 2011.

     El 2010 fue un buen año para las empresas petroleras, sostenido por los altos precios del petróleo. Es así que Exxon Mobil presentó un crecimiento anual en ventas de 58%, y Chevron de 81%.

     La salida de las grandes transnacionales petroleras del negocio de distribución y comercialización de derivados de petróleo, no es una tendencia solo en Centroamérica y el Caribe sino también en el resto de Latinoamérica. En Chile, Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Colombia se han dado ya varios movimientos protagonizados por Exxon Mobil, Shell y Petrobras. En Sudamérica hay además un fenómeno de ingreso de empresas asiáticas como las chinas Cnooc Ltd y China Petrochemical Corp. (Sinopec Corp.).

 

Si Ud. está interesado en profundizar su conocimiento respecto de las empresas o sectores de actividad destacados en esta nota, por favor, le solicitamos contactarse a informesespeciales@diariodefusiones de modo de hacerle llegar una propuesta de trabajo para la elaboración de un estudio a tal efecto





Comentarios

Envia tu opinión
          
Búsqueda
Newsletter

Reciba todas las novedades en su Correo Electrónico.

Politicas de Privacidad